Cómo prevenir riesgos gracias al plan de corporate compliance | Selfaudit

corporate-compliance-empresas-software-selfaudit

Ninguna empresa está exenta de riesgos en el ejercicio de su actividad. Sin embargo, en el caso de las compañías del sector alimentario, cualquier error o negligencia puede tener consecuencias muy graves. Sobre todo, en la salud de los consumidores, pero también a nivel penal por parte de sus responsables. De ahí que, para estas compañías, sea fundamental contar con un modelo de corporate compliance.

A continuación detallamos qué es el compliance corporativo y por qué conviene digitalizar todo lo relacionado con la calidad y la seguridad alimentaria.

Pero primero cabe recordar que, a pesar de los esfuerzos por cumplir con toda la normativa, a veces pueden ocurrir imprevistos o accidentes que resulten en delito. No tiene por qué tratarse siempre de casos de mala praxis como en el reciente escándalo de la carne mechada contaminada por listeria.

Por ello, las empresas deberían llevar a cabo todas las medidas posibles para reducir al máximo este riesgo y, en caso de producirse, poder actuar correctamente y minimizar sus consecuencias.

 

¿Qué es el compliance corporativo?

El corporate regulatory compliance se entiende como el ‘cumplimiento normativo corporativo’ y consiste en todas aquellas medidas de vigilancia y control que lleva a cabo la empresa con un doble objetivo.

El primero, prevenir y reducir los efectos de los posibles delitos que se podrían cometer en el ejercicio de su actividad. Y, el segundo, evitar o atenuar su responsabilidad penal ante dichos delitos.

De este modo, el significado de corporate compliance sería el conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por parte de las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan. Todo ello, mediante la implementación de mecanismos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.

Este plan de corporate compliance suele estar recogido en varios documentos que componen el llamado ‘Modelo de prevención de delitos’ o de seguridad.

En el día a día de la empresa, su implementación puede llevarse a cabo mediante los ‘checklist’ tradicionales, en papel. Sin embargo, son cada vez más las organizaciones que optan por digitalizar su modelo de corporate compliance para garantizar su total cumplimiento y evitar riesgos.

 

Corporate compliance en España

En España, las empresas no tienen la obligatoriedad de elaborar e implementar este plan de seguridad o prevención de delitos con carácter previo.

Es decir, se puede diseñar y llevar a cabo un plan de corporate compliance antes de la comisión de cualquier posible infracción o delito, o bien hacerlo a posteriori.

Sin embargo, la diferencia entre la primera y la segunda vía ya dice mucho acerca de las prioridades de la empresa en cuestión. Sobre todo, si se trata de sectores tan delicados como la restauración, la restauración colectiva (hospitales, residencias, colegios, etc.), la hostelería, la industria agroalimentaria o los supermercados.

Además, en cuanto a consecuencias legales, esta decisión acaba siendo determinante si se acaba produciendo un delito

De este modo, en caso de tener implantado un modelo de corporate compliance antes de la comisión del delito y acreditar que este funcionó, la empresa quedará exonerada de responsabilidad penal.

Por el contrario, si este plan de prevención se implementa después del delito que se cometa, la empresa solo podrá conseguir atenuar la pena, pero no ser exonerada.

Esta responsabilidad penal de la empresa está recogida en la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, del Código Penal.

En ella, se establecen consecuencias penales tanto para los representantes legales o administradores, como para los empleados.

De hecho, en caso de que un trabajador cometa un delito, la empresa deberá afrontar una responsabilidad penal solo si no tiene implementado un sistema de control y prevención de delitos, o este no hubiera funcionado con eficacia.

Es decir, los representantes legales o administradores quedarían exonerados en caso de contar con un plan de corporate compliance eficaz.

 

Sistema APPCC y Corporate Compliance

En cualquier sector relacionado con la alimentación, diseñar e implementar un plan de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC o HACCP, por sus siglas en inglés) es esencial.

Cabe recordar que el plan APPCC (o sistema de calidad y seguridad alimentaria) es la herramienta que permite identificar, evaluar y controlar los riesgos asociados a la producción, el procesado, la manipulación, el almacenamiento, el transporte y la distribución de los alimentos, para garantizar que estos son seguros al consumirlos.

 

Plan de Corporate Compliance con Selfaudit

El software de seguridad alimentaria de SelfAudit tiene muchas ventajas a la hora de diseñar e implementar un plan de corporate compliance.

Entre ellas, destacan las siguientes:

  • Incrementa el control y la vigilancia en todos los procesos internos de la empresa.
  • Simplifica la implementación de las medidas de corporate compliance.
  • Facilita el cumplimiento de dichas medidas mediante un sistema de ‘checklist’ digitalizado, así como su supervisión por parte del corporate compliance manager o la persona responsable.
  • Previene y reduce las posibilidades de que se lleve a cabo cualquier negligencia, infracción o delito.
  • Permite identificar con mayor facilidad cualquier irregularidad o anomalía y, por tanto, actuar de forma precoz para poder minimizar o evitar los posibles riesgos.
  • Protege a la empresa, en caso de que sea un empleado quien cometa el delito, por ser una prueba de la existencia de un modelo de corporate compliance.

Así pues, digitalizar el plan de corporate compliance con SelfAudit permite ganar en tranquilidad y prevenir contratiempos que puedan tener consecuencias graves.

 

 

La falta de higiene en la manipulación provoca la contaminación de un lote de pates de pato

Para poder ilustrar el significado del corporate compliance y su importancia, imaginemos una empresa fabricante de patés de pato.

Esta compañía cumple con toda la normativa en cuanto a calidad y seguridad alimentaria. Asimismo, la preocupación por la salud y el bienestar de sus clientes es su máxima prioridad.

Por esta razón, han elaborado un minucioso plan APPCC y lo han implementado mediante un software de seguridad alimentaria que les permite detectar rápidamente cualquier incidencia que pudiera poner en riesgo la calidad y la seguridad de sus productos.

Sin embargo, una mala praxis por parte de uno de los trabajadores de la compañía provoca una contaminación en una de las líneas de producción y estos lotes se envían de forma habitual a los diferentes centros de distribución.

Gracias al plan APPCC digital, se detecta esta infracción y se pueden llevar a cabo las medidas preventivas pertinentes. Sin embargo, algunas de las partidas de patés ya han llegado al punto de venta y diferentes consumidores sufren una intoxicación alimentaria graves.

En este caso, la empresa puede demostrar que contaba con un ‘Modelo de prevención de delitos’ eficaz y que la negligencia fue consecuencia únicamente de una mala actuación por parte del empleado, quien no cumplió con las medidas de seguridad implementadas por parte de la compañía.

Por tanto, queda exonerada de cualquier responsabilidad penal.

 

 

Selfaudit, expertos en seguridad alimentaria

Desde Selfaudit, contamos con una amplia experiencia en el sector de la calidad y la seguridad alimentaria.

Por ello, estaremos encantados de asesorarte en todo lo relativo al compliance corporativo y su digitalización.

Así pues, tanto si eres el responsable de una empresa del sector alimentario o el corporate compliance manager, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo y solicitar una demo de nuestra aplicación.

1 comentario

Los comentarios están cerrados.